quarta-feira, 12 de novembro de 2008

Azular hasta el bosque



Llévame otra vez hasta nuestras noches azules, hasta el corazón húmedo y azul de la isla. Piérdeme por caminos azules hasta que me encuentre en la noche blanca de tus manos, en la blanca noche de tu cuerpo. Allá donde el bosque todavía es el corazón del tiempo.

Antonio Colinas, in De Nuevo tratado de armonía.

2 comentários:

jose eusebio disse...

Um texto completo. Lindo, perfeito. E o augusto não pode deixar de concordar.

Passiflora Maré disse...

Obrigada Augusto, apraz-me muito que tenha gostado. Eu compreendi, por causa dos contos.